Acupuntura para los nervios y la ansiedad

Acupuntura para los nervios y la ansiedad es una terapia que  busca volver al equilibrio energético del cuerpo y también se ocupa para el estrés como una forma de tratamiento natural, sin efectos secundarios. Al volver al equilibrio físico se pueden sobrellevar mejor los conflictos y tareas que lo provocan.

¿Qué es el estrés?

Es una reacción biológica del organismo en el que se activan varios mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de mayor demanda. Es la forma que tiene el cuerpo de reaccionar a un desafío.
El Estrés o stress, un estado de desequilibrio anímico y/o físico muy habitual en la actualidad.  Hay muchos factores que contribuyen a su aparición: los problemas cotidianos; la mala alimentación, la contaminación, la falta de sueño, la carga laboral, las penas, los factores hormonales, las frustraciones.

¿Cuántos tipos de estrés existen?

Existen diferentes tipos de estrés: estrés agudo, estrés agudo episódico y estrés crónico.
El estrés agudo es la forma de estrés más común. Surge de las exigencias y presiones del pasado reciente y las exigencias y presiones anticipadas del futuro cercano.
Afortunadamente, la mayoría de las personas reconocen los síntomas de estrés agudo. Es una lista de lo que ha ido mal en sus vidas: el accidente automovilístico que abolló el parachoques, la pérdida de un contrato importante, un plazo de entrega que deben cumplir, los problemas ocasionales de su hijo en la escuela, y demás.

Dado que es a corto plazo, el estrés agudo no tiene tiempo suficiente para causar los daños importantes asociados con el estrés a largo plazo. Los síntomas más comunes son:

  • Agonía emocional: una combinación de enojo o irritabilidad, ansiedad y depresión, las tres emociones del estrés.
  • Problemas musculares que incluyen dolores de cabeza tensos, dolor de espalda, dolor en la mandíbula y las tensiones musculares que derivan en desgarro muscular y problemas en tendones y ligamentos;
  • Problemas estomacales e intestinales como acidez, flatulencia, diarrea, estreñimiento y síndrome de intestino irritable;
  • Sobreexcitación pasajera que aumenta la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, transpiración de las palmas de las manos, palpitaciones, mareos, migrañas, manos o pies fríos, dificultad para respirar, y dolor en el pecho.

El estrés agudo puede presentarse en la vida de cualquiera, y es muy tratable y manejable.

El estrés agudo episódico

Por otra parte, están aquellas personas que tienen estrés agudo con frecuencia, cuyas vidas son tan desordenadas que son estudios de caos y crisis. Siempre están apuradas, pero siempre llegan tarde. Si algo puede salir mal, les sale mal. Asumen muchas responsabilidades, tienen demasiadas cosas entre manos y no pueden organizar la cantidad de exigencias autoimpuestas ni las presiones que reclaman su atención. Parecen estar perpetuamente en las garras del estrés agudo.

Es común que las personas con reacciones de estrés agudo estén demasiado agitadas, tengan mal carácter, sean irritables, ansiosas y estén tensas. Siempre apuradas, tienden a ser cortantes y a veces su irritabilidad se transmite como hostilidad. Las relaciones interpersonales se deterioran con rapidez cuando otros responden con hostilidad real. El trabajo se vuelve un lugar muy estresante para ellas.

Otra forma de estrés agudo episódico surge de la preocupación incesante. Las personas ven el desastre a la vuelta de la esquina y prevén con pesimismo una catástrofe en cada situación.

Los síntomas del estrés agudo episódico son los síntomas de una sobre agitación prolongada: dolores de cabeza tensos y persistentes, migrañas, hipertensión, dolor en el pecho y enfermedad cardíaca. Tratar el estrés agudo episódico requiere la intervención en varios niveles, que por lo general requiere ayuda profesional, la cual puede tomar varios meses.

El estrés crónico

El estrés crónico surge cuando una persona nunca ve una salida a una situación deprimente. Es el estrés de las exigencias y presiones implacables durante períodos aparentemente interminables. Sin esperanzas, la persona abandona la búsqueda de soluciones.

El peor aspecto del estrés crónico es que las personas se acostumbran a él, se olvidan que está allí. Las personas toman conciencia de inmediato del estrés agudo porque es nuevo; ignoran al estrés crónico porque es algo viejo, familiar y a veces hasta casi resulta cómodo.

(fuente: American Psychological Association)

Algunos síntomas del estrés

Las situaciones traumáticas ponen a nuestro cuerpo en un estado de tensión y alerta permanente (física, mental y emocional) propiciando la aparición de desequilibrios  como:
  • dificultad para dormir,
  • dolores de espalda y cuello,
  • cefaleas,
  • irritabilidad,
  • ansiedad,
  • nerviosismo,
  • falta de concentración,
  • colon irritable,
Estos son algunos ejemplos de situaciones o condiciones que tarde o temprano contribuyen a crear un desbalance en nuestro cuerpo y a hacerlo más susceptible al desarrollo de enfermedades.
La acupuntura es una técnica de la medicina tradicional china que resulta muy efectiva para bajar los niveles de ansiedad y estrés. Generalmente el paciente desde la primera consulta puede empezar a notar los cambios. Tratando a tiempo estos síntomas estaremos previniendo el desarrollo posterior de enfermedades más serias como la hipertensión, la depresión y hasta el cáncer.
El número de sesiones será variable dependiendo del tiempo de la dolencia y la receptividad del paciente.


Tratamientos para sanar el estrés:

Rocío Díaz Cordero

Acupunturista – Maestra de Reiki – Terapeuta Floral

info@terapiasholisticas.cl
Av. Nueva Providencia 1860 of 76
Metro Pedro de Valdivia – Providencia- Santiago.
Horario de atención (previa reserva telefónica al 56988806321)
Lunes a sabado 10.30 a 19.30 hrs.